¿Por qué voy a charlas, hago cursos, leo libros y sólo logro mejorar por unos días mi estado emocional y luego vuelvo a caer?

 

Ir a charlas, realizar cursos y leer libros solamente nos dan información. Es decir, hacen trabajar únicamente nuestra parte racional. Y para poder generar un cambio interior, ya sea cambio de comportamientos, cambio en la forma de pensar o en pocas palabras, cambio en la forma de vivir, es imprescindible trabajar también nuestro otro 50%, y esta es la parte emocional.

 

Todos los seres humanos estamos hechos así, 50% racional y 50% emocional. Tenemos a ambas partes dentro de nosotros. ¿Te ha pasado que piensas que no debes comerte otro trozo de tarta porque ya estás satisfecho, y vas y te comes otro trozo? O que ¿No piensas discutir porque tu pareja llega nuevamente tarde a vuestra cita, y al final terminas echando humos por las orejas? La parte racional ha fallado, porque la emocional así lo ha dictado. Y este es nuestro gran problema. Nos han educado en base a estatutos puramente racionales. Y hemos ignorado las emocionales, es por ello la gran incoherencia que existe a día de hoy en el comportamiento del ser humano, tanto sufrimiento y sensación de desasosiego generalizado. Y al haber esta lucha interna, nos inunda un sentimiento de frustración con nosotros mismos. (¡¿Cómo he podido comerme dos trozos tarta?!).

 

Tenemos que entender que la parte emocional habla otro idioma, y se mueve bajo otros estatutos. Imagina que la racional habla Alemán y la emocional habla Japonés, complicado el entendimiento ¿No?.

 

Ahora bien, la pregunta del millón: ¿Cómo puedo aprender a controlar la parte emocional?

 

Para empezar no se trata de “controlar” la parte emocional, desde aquí ya estamos equivocados. Se trata de “escuchar y aprender canalizar”.

 

Te pongo en situación:

 

Has quedado con tu pareja en ir al cine a las 20h. Desde la mañana tienes esto presente y acomodas tu día de manera que puedas llegar a casa, ducharte, arreglarte y llegar puntual. Y así lo haces, aunque en el transcurso de la tarde te hayan surgido inconvenientes, has podido sortearlos y llegar a tiempo, has priorizado tu cita ante lo demás. Ya has llegado al cine y ves que dan las 20h, las 20:10h, las 20:15h, y tu cita no llega.

 

Detente y piensa, ¿Qué pasa por tu cabeza en esa situación?

 

Pueden ser cosas cómo: ¿Dónde se ha metido? ¿Se le habrá olvidado otra vez? ¿Le habrá pasado algo?

 

Y de repente suena tu teléfono, es él, y te dice que se le he hecho tarde en el trabajo, que le han surgido inconvenientes, y que seguro no le da tiempo de llegar.

 

Detente, ¿Qué sientes?

 

¿Enfado? ¿Ira? ¿Tristeza? ¿Indignación? ¿Impotencia? Pues según lo que sientas es cómo vas a responder, desde un: “no pasa nada, luego quedamos” hasta un “ Pero, ¡¿cómo te atreves a dejarme plantada otra vez?!” ¡Y eso que hace una semana acababas de hacer un taller de “mindfulness”! Pero no te preocupes, este tipo de respuestas son nuestras emociones hablando.

 

Y el problema no es enfadarse, ni sentir tristeza, ni decepción, el problema es cómo las exteriorizamos.

 

En cómo le hacemos saber al otro lo que estamos sintiendo. Y esto dependerá, básicamente, de nuestro temperamento, carácter, educación y/o cultura.

 

Hasta aquí ya hemos entendido que tiene que existir un consenso entre mi parte emocional y mi parte racional para poder desempeñarnos en el día a día de la manera más sana posible.

 

Imagina que nuestro “desempeño emocional” es como una tarta. La receta para poder realizar la tarta son todas aquellas charlas, libros y técnicas que has aprendido, y nuestras emociones son todos los ingredientes necesarios para la tarta. No podemos hacer una tarta sin la receta y sin saber identificar los ingredientes correctamente. Porque puedo graduar el horno a la temperatura correcta, elegir el molde correcto, batir los huevos de una manera estupenda, pero si confundo la harina con la levadura, o la mantequilla con queso, la hemos liado. Es decir, sino sé identificar mis propias emociones (ingredientes) de nada me sirve la receta. Así que, uno de los primeros pasos para gestionar la parte emocional es aprender a identificar tus emociones.

 

Resumiendo, ambos mundos son necesarios para tomar decisiones, para reflexionar, para amar, para vivir, ¡Para todo! Necesito conocer y entender mi parte racional y mi parte emocional para poder tener un equilibrio. Ni en el extremo racional, ni en el extremo emocional.

 

“La virtud es una disposición voluntaria adquirida, que consiste en un término medio entre dos extremos malos, el uno por exceso y el otro por defecto. “

-Aristóteles-

 

Es verdad que tendremos tendencia a irnos más hacia un lado que al otro, y esto no está mal, siempre y cuando estemos atentos de mantenernos lo más cerca posible en un término medio.

 

Aquí tienes algunos de los pasos para aprender a gestionar la parte emocional:

  1. Atención a tus pensamientos y a las sensaciones físicas (son las mejores alarmas naturales de tu parte emocional) (nudos en la garganta, dolor en el estómago, dolor de cabeza, temblores, etc.)
  2. Aprender a parar “la respuesta emocional automática” (con técnicas de autostop, visualización… etc, etc.)
  3. Ensayar y aprender la ASERTIVIDAD.
  4. Crear respuestas emocionales más adaptativas.

Hay personas que tienen facilidad para integrar la parte racional y la parte emocional de manera natural. Pero hay quienes necesitan un empujón. Para eso están los psicólogos, quienes pueden ayudarte a integrar la riqueza de estos dos grandes mundos.

 

Recuerda, las emociones no son el problema, el problema es que las gestionamos con los pies. Aprende a gestionarlas y a usarlas siempre a tu favor.

¡Es más fácil de lo que crees!

 

¡Felices equilibrios!

Luisa Pedrero Gil

Psicóloga-Psicooncóloga

 

 

 

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Por favor, tenga en cuenta que el contenido de este formulario no está encriptado
  • Carmen Ma. Maglioni (miércoles, 27. marzo 2019 10:47)

    Hola Luisa, soy carmen, estuve la semana pasada con mi familia en los grupos de apoyo. Muchas gracias, nos ha venido muy bien a todos. Saludos

  • Noe Osorio (martes, 08. enero 2019 11:56)

    Buenas tardes luisa, una compañera me comentó que habías escrito un libro! donde puedo comprarlo? he ido a dos conferencias y me encantas!

  • Fam. Aragón Méritas (martes, 14. agosto 2018 14:20)

    gracias gracias gracias luisa es una excelente profesional, muy directa y sin rodeos, la recomendamos mucho

  • mercedes castro leon (martes, 14. marzo 2017 13:21)

    mi madre estuvo con luisa solo 4 sesiones y ya le ha dado el alta, se encuentra genial, la recomiendo mucho

  • Basi Martín Fernández (miércoles, 08. marzo 2017 12:15)

    Buenas tardes, quisiera concertar una cita para mi padre. Padece un colangiocarcinoma desde el 2014.

  • angelica servin sanchez (sábado, 08. octubre 2016 20:23)

    gracias por sus videos y su audios yo perdi una gran amiga joven muy joven 46 años y duele el alma haberla visto como se fue consumiendo con esa enfermedad que le diagnosticaron el 15 de agosto y
    para el 25 murio :( :(

  • Juani 1987 (martes, 02. febrero 2016 18:54)

    la sicologa me ayudo a quererme un poco mas y a dejar de hecharme la culpa por todo muchos besos

  • Esperanza G. Gil (viernes, 20. noviembre 2015 08:23)

    es super directa y clara, a mi hermana y a mi nos ha espabilao con el cancer de mi madre, ademas es muy buena persona

  • Laura Sanz (jueves, 19. noviembre 2015 17:52)

    Gracias por la página, hacen falta más personas como usted que realmente nos entienda.

  • Yolanda Calles (martes, 21. julio 2015 11:41)

    Me encantan tus videos!!! GRACIAS

  • Sandra Muñoz Soto (sábado, 27. junio 2015 10:50)

    Soy Sandra desde Santiago de Chile, y quiero decirle que me gusta mucho su página! Ojalá y aquí en Chile hubiera psiconcologia
    xoxo

  • Daniela Camacho Gonzalez (sábado, 20. junio 2015 20:17)

    Hermoso relato. Me quedo sin palabras. Gracias x compartirlo Maria Luisa. Saludos.

  • maricarmen garcia jimenez (jueves, 11. junio 2015 10:52)

    yo estube en la terapia de duelo cuando murio mi madre el año pasado y conosi gente maravillosa y la psicologa nos ayudo mucho un abrazo con mucha luz

  • Laura Gomez Arriate (sábado, 06. junio 2015 19:06)

    tengo una amiga que lo esta pasando mal con un cancer pero no quiere ir al psicologo me dijeron que usted tambien les llamaba por telefono para darles pautas, es verdad? el marido de mi amiga estaria
    interesado
    Laura Gomez Arriate

  • Lore Lopez (lunes, 01. junio 2015 11:02)

    tuve la oportunidad de verte en una conferencia en el palacio de congresos y me ayudo muchoo. ¿pasas consulta en malaga? gracias

  • Maricruz Burgos (miércoles, 11. marzo 2015 17:04)

    me gusto mucho el taller de las emociones y el cancer, es verdad que ves las cosas diferente. gracias

  • Carmen Villa (martes, 17. febrero 2015 20:40)

    Hola, mi prima estubo en los grupos de familiares y le fue muy bien donde me puedo apuntar para los grupos de marzo
    gracias

  • Padilla Mirta (miércoles, 07. enero 2015 00:32)

    Desde Zárate. Argentina. Gracias por información. Comparto la utilidad de la psicooncologia.

  • Jose moreno (domingo, 28. diciembre 2014 23:13)

    ¿hacen terapias grupales? ¿cual es su costo?

  • Mariana Burgati (lunes, 08. diciembre 2014 10:38)

    Desde Argentina muchos saludos, me encanta la página, que pena que aquí no hayan estos servicios.

  • Maria Torres Garcia (domingo, 23. noviembre 2014 23:50)

    Gracias por ayudar a mi hermana desde España, eres un amor de persona!! Mil gracias Luisa

  • luis cortes (lunes, 10. noviembre 2014 10:18)

    me has ayudado mucho gracias luis cortes

  • Ainhoa Santamaria (viernes, 07. noviembre 2014 19:05)

    me gusta como escribes deberias escribir un libro jeje saludos desde Bilbao! que pena no teneros más cerca

  • Raquel Duran (jueves, 30. octubre 2014 21:48)

    Nos has ayudado mucho a todos, muchas gracias yo no creia en esto de la psicologia pero veo en mi padre que si da resultado x siempre gracias!!!!!!! xoxo