Cuando suplicamos y suplicamos que nos quieran

Cuando suplicamos y suplicamos que nos quieran. Padres tóxicos

 

 

     Querer a alguien y no sentirnos correspondidos es muy duro. Y no hablo solamente de las relaciones de pareja, hablo sobre la relación madre-hija, padre-hijo. Es decir, nuestras dos relaciones primarias. Tenemos asumido que, por compartir código genético, por ser nuestros progenitores, por compartir lazos sanguíneos, es y será una relación amorosa y sana. Y esto desgraciadamente no siempre es así.

 

Nuestros padres vienen arrastrando patrones emocionales de sus padres, y sus padres de sus padres. De generación en generación. Así como tú también traes patrones de tus propios padres que seguramente no eres consciente. Asimilar y aceptar que compartimos formas de ser, maneras de enfocar la vida, sobre todo asimilar las características que no nos gustan, no es nada sencillo. Como dice el dicho: “vemos la paja en el ojo ajeno y no la viga en el nuestro”.  Y esto es necesario hacerlo, si tú objetivo es crecer emocionalmente y construir relaciones sanas.

 

Cuando en la consulta hago la pregunta de: ¿A quién te pareces más, a tu padre o a tu madre? Me contestan cosas como: “A mi padre, pero yo no me enfado tanto” o “A mi madre, pero yo no soy tan fría”. Son muy pocas las personas que son conscientes de la “herencia emocional” que traen de sus progenitores. Esto tampoco quiere decir que sólo heredamos lo “malo” o “negativo”, por supuesto que no, también heredamos cosas muy buenas.

 

Ahora bien, es importantísimo ser consciente del tipo de relación que hemos construido con nuestros padres. Ya que, tener progenitores distantes, fríos y/o tiranos son la causa de heridas en lo profundo de nuestro ser, en la base, en la médula. Y esto nos va a predisponer siempre en la construcción de nuestras relaciones.

 

Los padres son los que nos enseñan desde muy pequeños a dar y recibir amor, a sentirnos dignos de ser amados. Si esto no es así, construiremos relaciones ambivalentes (amor-odio-amor-odio). Simbólicamente es ese niño pequeño que va a abrazar al padre y recibe una bofetada, el niño vuelve a abrazarlo y recibe nuevamente otra bofetada, pero el niño sigue allí, aferrado.  Y así crecemos. Suplicando cariño, suplicando amor. Los justificamos, nos decimos cosas como: “Es que su madre era muy fría” “Es que su padre le pegaba y no sabe ser cariñoso”. Y es verdad, pero esto no hace que duela menos. Y de mayores repetimos ésta dinámica. Elegimos parejas distantes emocionalmente, frías, y nos vemos repitiendo el mismo patrón de “suplica”. Tal vez sea nuestro intento inconsciente de “sanar” las relaciones anteriores.

 

Ahora bien, no tenemos la culpa, así nos han enseñado que es “ser amado”, con total ambivalencia. Pero te tengo una buena noticia, esto puedes sanarlo. Y no se trata de intentar cambiar a tu padre, o a tu madre, no, eso no podemos hacerlo, se trata de cambiar la forma en cómo te relacionas con ellos.

 

¿Y cómo conseguimos eso?

 

Lo puedes conseguir aprendiendo a dejar de esperar, si, tal cual, dejando de esperar que te llame si sabe que estás mala, dejando de esperar que sea cariñoso y te abrace, dejando de esperar demostraciones de afecto. Esto no significa que tiramos la toalla y rompemos la relación, por supuesto que no. Simplemente estamos eligiendo seguir en la relación, pero desde un sitio sano. Cuando dejamos de esperar, todo lo que la otra persona nos da se convierte en ganancia. Dejar de esperar significa entender y perdonar que tienen sus propias limitaciones emocionales, y que no es tu responsabilidad sanarlas ni cambiarlas. Tu responsabilidad es contigo misma. Y relacionarte con ellos desde otro sitio, desde otra manera es autocuidado, es amor a ti misma, y amor a ellos. Cuando dejamos de esperar, las tensiones se disipan, ya no estamos en modo batalla, el reproche desaparece de la punta de la lengua, empezamos a relacionarnos poco a poco desde la paz, desde el amor incondicional. Y este amor, es el único que puede sanar cualquier herida. Por lo tanto, inúndate de perdón, entiende que es la única manera que saben amar, entiende que crecieron en otra época, entiende su sufrimiento, pero también entiende y perdona el tuyo propio. Venga, ¡Que tú puedes!

 

¡Felices reencuentros!

Psicooncóloga

Luisa Pedrero

 

 

 

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios
Por favor, tenga en cuenta que el contenido de este formulario no está encriptado

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Por favor, tenga en cuenta que el contenido de este formulario no está encriptado
  • Carmen Ma. Maglioni (miércoles, 27. marzo 2019 10:47)

    Hola Luisa, soy carmen, estuve la semana pasada con mi familia en los grupos de apoyo. Muchas gracias, nos ha venido muy bien a todos. Saludos

  • Noe Osorio (martes, 08. enero 2019 11:56)

    Buenas tardes luisa, una compañera me comentó que habías escrito un libro! donde puedo comprarlo? he ido a dos conferencias y me encantas!

  • Fam. Aragón Méritas (martes, 14. agosto 2018 14:20)

    gracias gracias gracias luisa es una excelente profesional, muy directa y sin rodeos, la recomendamos mucho

  • mercedes castro leon (martes, 14. marzo 2017 13:21)

    mi madre estuvo con luisa solo 4 sesiones y ya le ha dado el alta, se encuentra genial, la recomiendo mucho

  • Basi Martín Fernández (miércoles, 08. marzo 2017 12:15)

    Buenas tardes, quisiera concertar una cita para mi padre. Padece un colangiocarcinoma desde el 2014.

  • angelica servin sanchez (sábado, 08. octubre 2016 20:23)

    gracias por sus videos y su audios yo perdi una gran amiga joven muy joven 46 años y duele el alma haberla visto como se fue consumiendo con esa enfermedad que le diagnosticaron el 15 de agosto y
    para el 25 murio :( :(

  • Juani 1987 (martes, 02. febrero 2016 18:54)

    la sicologa me ayudo a quererme un poco mas y a dejar de hecharme la culpa por todo muchos besos

  • Esperanza G. Gil (viernes, 20. noviembre 2015 08:23)

    es super directa y clara, a mi hermana y a mi nos ha espabilao con el cancer de mi madre, ademas es muy buena persona

  • Laura Sanz (jueves, 19. noviembre 2015 17:52)

    Gracias por la página, hacen falta más personas como usted que realmente nos entienda.

  • Yolanda Calles (martes, 21. julio 2015 11:41)

    Me encantan tus videos!!! GRACIAS

  • Sandra Muñoz Soto (sábado, 27. junio 2015 10:50)

    Soy Sandra desde Santiago de Chile, y quiero decirle que me gusta mucho su página! Ojalá y aquí en Chile hubiera psiconcologia
    xoxo

  • Daniela Camacho Gonzalez (sábado, 20. junio 2015 20:17)

    Hermoso relato. Me quedo sin palabras. Gracias x compartirlo Maria Luisa. Saludos.

  • maricarmen garcia jimenez (jueves, 11. junio 2015 10:52)

    yo estube en la terapia de duelo cuando murio mi madre el año pasado y conosi gente maravillosa y la psicologa nos ayudo mucho un abrazo con mucha luz

  • Laura Gomez Arriate (sábado, 06. junio 2015 19:06)

    tengo una amiga que lo esta pasando mal con un cancer pero no quiere ir al psicologo me dijeron que usted tambien les llamaba por telefono para darles pautas, es verdad? el marido de mi amiga estaria
    interesado
    Laura Gomez Arriate

  • Lore Lopez (lunes, 01. junio 2015 11:02)

    tuve la oportunidad de verte en una conferencia en el palacio de congresos y me ayudo muchoo. ¿pasas consulta en malaga? gracias

  • Maricruz Burgos (miércoles, 11. marzo 2015 17:04)

    me gusto mucho el taller de las emociones y el cancer, es verdad que ves las cosas diferente. gracias

  • Carmen Villa (martes, 17. febrero 2015 20:40)

    Hola, mi prima estubo en los grupos de familiares y le fue muy bien donde me puedo apuntar para los grupos de marzo
    gracias

  • Padilla Mirta (miércoles, 07. enero 2015 00:32)

    Desde Zárate. Argentina. Gracias por información. Comparto la utilidad de la psicooncologia.

  • Jose moreno (domingo, 28. diciembre 2014 23:13)

    ¿hacen terapias grupales? ¿cual es su costo?

  • Mariana Burgati (lunes, 08. diciembre 2014 10:38)

    Desde Argentina muchos saludos, me encanta la página, que pena que aquí no hayan estos servicios.

  • Maria Torres Garcia (domingo, 23. noviembre 2014 23:50)

    Gracias por ayudar a mi hermana desde España, eres un amor de persona!! Mil gracias Luisa

  • luis cortes (lunes, 10. noviembre 2014 10:18)

    me has ayudado mucho gracias luis cortes

  • Ainhoa Santamaria (viernes, 07. noviembre 2014 19:05)

    me gusta como escribes deberias escribir un libro jeje saludos desde Bilbao! que pena no teneros más cerca

  • Raquel Duran (jueves, 30. octubre 2014 21:48)

    Nos has ayudado mucho a todos, muchas gracias yo no creia en esto de la psicologia pero veo en mi padre que si da resultado x siempre gracias!!!!!!! xoxo